domingo, 30 de junio de 2013

index sui

se te pone el blog en chino, y gracias a que el lenguaje de los iconos es todavía universal, puedo escribir aquí.quiero escribir aquí porque estoy hablando contigo. te hablo más que escribo. pagué 250 euros por un ordenador que me hace perder mucho tiempo porque está lleno de programas que hacen que funcione fatal. y todo por la publicidad. pero no me atrapa, porque tiene el aspecto de una cucaracha en el momento en que estás en el baño cagando. y es bastante grande y negra, la cucaracha. no me atrapa, pero ellos fumigan con ráfagas sin distinción. y por eso tengo la sensación de que hay cucarachas en el baño mientras cago.

la vida, el mundo, es precioso. lo más precioso que se puede concebir. por eso no es posible quejarse, está prohibido bajo pena de muerte. hay que actuar.y ojo, no es obligatorio; dejémonos de penitencias. cristianismo y demás? de hecho, no es posible dejar de actuar, la vida es, ante todo, acción radical. siempre siempre, somos radicales.
partiendo de que todos somos radicales, de que la vida es lo más precioso. y nunca hubo más libertad generalizada, nunca una masa tal de libertad, y eso es terriblemente bello y lo más valioso. hace que las heridas se puedan sentir en toda su profundidad, así, si te concentras y escuchas lo que te digo. hace que la belleza del amor te viole, y nunca nada te gustó más.
un tipo decide colgar un cuadro de miró en el cuarto de baño, donde caga, donde seguramente aparezcan cucarachas. un tipo decide renunciar a vivir en el país aloha con todo lujo de detalles, para vivir un presente incierto perseguido por nada menos que Estados Unidos. La condición humana? Venga ya. la libertad, más bien. esa que últimamente está en todos lados.
me levanto deprimido porque la talla de mi ropa no me queda. estoy feo. esta tarde me voy a un bar y miro a la gente. creo que no saben qué hacer. yo no sé qué hacer. estoy frustrada. no sé cómo ponerme el pelo. me tomo 18 cervezas y me vuelo durante unas horitas. mañana no tengo que madrugar, y no me acuerdo de la mayoría de lo que hice por la noche, pero estoy cansado.

en el restaurante, el camarero se interesa por ti y te regala flores sin más. te abraza y ya sabes su nombre. antes de salir de casa tenemos por costumbre ponernos la correa. a ver si ya la dejamos colgada detrás de la puerta, o mejor, le prendemos fuego. es un acto en el fondo, muy simple.y es que en ocasiones nos sentimos vulnerables a la mirada ajena. y a quién no le pasa, pero qué más da, analizado así suena de cajón. en un mundo tan radical que te asegura que mañana podrías morir, y también podrías vivir. puestos en el filo de la navaja. creo que ahí se puede, sobre todo, patinar. así me gusta. ante suelo tal, nos crecemos.
nada se pierde por tiempo, porque el tiempo es eterno. lo que realmente estaba, está. no te preocupes por eso. hasta el gesto más común tiene su peso. por qué no me hablaron pronto de lo sagrado? porque lo sagrado habla por sí mismo. a gritos. index sui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario