jueves, 11 de octubre de 2012

En el Abismo

En el abismo, bailando en el abismo
y mirándolo de frente,
sin agachar la cabeza.

En el abismo soy tan necesaria como él,
y mi orgullo es tan enorme como el suyo,

y así, en ocasiones
 nos sentimos casi obsesivamente enamorados,

y así, bailar en el abismo
es de una belleza erótica aplastante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario